El petróleo ha tenido una caída vertiginosa en las últimas semanas como lo podemos apreciar en la Figura 1. Esto ha generado desvalorizaciones importantes en los activos de economías que dependen en gran proporción de esta materia prima. Hemos visto como las monedas de países como Rusia se han desplomado y que su cotización frente al dólar casi se haya duplicado en un breve período de tiempo.

Figura 1

Fuente: www.barchart.com

Tal vez el caso más dramático es el de Venezuela. SI bien allí no hay un mercado libre en donde podamos operar su divisa, si existe un mercado de Credit Default Swaps sobre la deuda en dólares que tienen. Los CDS de Venezuela son quizás los más altos que hay en el mundo en este momento. En la Figura 2 podemos observar las cotizaciones vigentes en el mercado al 15 de diciembre de 2014.

Figura 2

Fuente: Bloomberg

Allí observamos que la curva de CDS está invertida con el corto plazo operando alrededor de 8.500 pb (es decir 85%). Cuando una curva de CDS está invertida el default es inminente. Existe la posibilidad de cuantificar la probabilidad de default utilizando las cotizaciones de CDS. En nuestra herramienta CALIBRACIÓN DE INTENSIDADES DE DEFAULT explicamos con mayor detalle como se puede hacer esto.  En la Figura 3 se pueden observar las probabilidades de supervivencia (es decir que Venezuela no haga default) implícitas en los precios de los CDS. La información que allí vemos es bastante desalentadora. Allí vemos que la probabilidad que Venezuela haga default en los próximos 5 años es aproximadamente 90%. Esta probabilidad es del 70% para el próximo año. Estas cifras indican que el mercado es bastante pesimista sobre la situación en el país latinoamericano y pareciera que el default es inminente.

Figura 3

Fuente: Cálculos propios

SHARE

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY